“ALARDES PORNOGRÁFICOS” Y “ARTE” PSICALÍPTICO COMO “DISOLUCIÓN MARXISTA” EN ARGENTINA, SEGÚN EL DESTITUÍDO GENERAL CAMPS, JEFE DE POLICÍA EN LA ÚLTIMA DICTADURA MILITAR

 

 

                    El “domingo 5 de noviembre de 1973 “La Opinión Cultural” pag. 7). En un alarde pornográfico (Jacobo) Timerman reproduce lo siguiente: “La sentó en la cama y fue hasta la puerta. Desde la cama, ella le tendió los brazos.

 

 

       No, dijo él. Como dos campesinos borrachos, no.

 

 

       La súbita dureza de sus palabras no la hirieron, ni sorprendieron. Sencillamente, esperó a ver qué haría él acto seguido.

 

 

 

      Él le dijo que se desnudara. Ella vaciló, no porque no lo deseara sino porque no sabía cómo podría desnudarse con él observándola.

 

 

 

      Él comenzó a quitarse sus propias ropas. Ella se limitó a desprenderse los botones de sus puños. Él permaneció en el otro extremo del cuarto, desnudo.A menudo, ella había barrido y limpiado ese cuarto. El permanecía desnudo en ese cuarto…Los ojos de los demás buscaron tu sexo -una línea dibujada en tu pancita rosada u húmeda- antes que se detuvieran en sus ojos entreabiertos…

 

 

 

     El espejo refleja: él reconoce. Te mira desnudo, de pie. Mientras te inclinas para adelante para quitarte tu usado corpiño con un agujero bajo cada brazo, ve tus pechos caer hacia adelante y no del todo silenciosamente… Tu imagen cubre la entera superficie de su cuerpo como otra piel. Toda su apariencia rodea su pene.

 

    Nunca te has visto así…Nunca te has visto desnuda y ahora lo estás”. 

 

 

(RAMÓN J. A CAMPS, pág. 221 en “Una responsabilidad que no puede ni debe olvidarse” en CASO TIMERMAN. PUNTO FINAL. Editorial Tribuna Abierta, 1982, Buenos Aires). Este libro, creo que inhallable desde hace años, lo atesoro en mi biblioteca desde su publicación.

 

 

 

 

            “La obra disociadora de (Jacobo) Timerman (…)  logró “desde sus comienzos (que el diario matutino de Buenos Aires ) “La Opinión” se convirti(ese) en la empresa de disolución cultural más nociva con que cuenta el marxismo en nuestro país”, dice el genocida (ex general, ya fallecido) JUAN J.A. CAMPS, jefe de policía, entre las páginas 211-227 del libro ya citado. Allí califica a varios prestigiosos escritores, intelectuales, poetas y periodistas de la siguiente manera: el “comunista Tomás Eloy Martínez”; a (Jacobo)  Timerman –director y creador en 1971 del diario “La Opinión” (Timerman fue después detenido, encarcelado, torturado, robado y expulsado del país y su diario confiscado en 1977, después de iniciada en 1976 la última dictadura cívico-militar-clerical argentina)– lo denomina -como ya se vio- de “alardeador” pornográfico; al magnífico periodista, crítico y poeta Enrique Raab (secuestrado y desaparecido) de “marxista”; al realizador de cine polaco Valerian Borowezyc “cultivador del “arte” sicalíptico -de sicalipsis:  malicia sexual, picardía erótica), y a varios otros, entre ellos Juan Gelman, Miguel Bonasso, y Francisco Urondo “cómplices de la criminalidad guerrillera”. Gelman y Bonasso fueron secretarios de prensa de la Organización Montoneros, de izquierda armada peronista.

 

               Camps (1927-1994), general destituido al ser hallado culpable por la justicia de crímenes de lesa humanidad, en algún momento reconoció sin ambages haber ordenado, supervisado e intervenido en la desaparición de al menos cinco mil personas secuestradas, internadas en campos de concentración y exterminio, torturadas, violadas y luego sus cadáveres o cuerpos aún vivos quemados en piras sobre cubiertas de autos y elásticos metálicos de camas, enterrados en fosas comunes o lanzados al mar desde aviones. La justicia lo halló culpable también de antisemitismo, abortos provocados por torturas, robos, secuestros extorsivos, violaciones y sustracción de menores. (“Camps es un nazi”, artículo del 26 de diciembre de 1983, recorte del archivo personal del Autor de ERÓTICA DE LA CULTURA, de diario no identificado, probablemente “Gaceta” de La Plata, ciudad a 60 kilómetros de Buenos Aires). 

El destituído y fallecido en 1994 ex general Camps, jefe de policía de la dictadura argentina 1976-1983. Foto de El Popular.

El destituido y fallecido en 1994 ex general Camps, jefe de policía de la dictadura argentina 1976-1983. Foto de El Popular.

 

 

 

 

 

Jacobo Timerman, fallecido en 1999. Periodista y empresario fundador en 1971 del diario La Opinión , de Argentina. Su diario le fue expropiado en 1977 por la última  dictadura cívico-militar y él encarcelado, torturado, robado y expulsado del país por presiones internacionales.

Jacobo Timerman, “alardeados de pornografía según el destituido general Camps. Timerman falleció en 1999. Periodista y empresario fundador en 1971 del diario La Opinión, de Argentina. Su diario le fue expropiado en 1977 por la última dictadura cívico-militar y él encarcelado, torturado, robado y expulsado del país por presiones internacionales.

 

 


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *