SOBREMESA, de Margarita Bali, video-danza. (Amilcar Moretti: La Mina es Sabia cuando para salvar al macho lo amura bien amado)

 

 

        Sobre la mesa con hule y franeleo y en terraza con muro para la huída y el refriegue, cuando la Mina, la Hembra no deja de amurarlo al tipo, al macho, para salvarlo. La Mina no lo confronta, lo afronta. Lo amura bien amado, insistente sin aflojes, con la obstinación de la Sabia que bien arrima al Otro deseado para tenerlo siempre, amurándolo, claro.

 

 

 

 

Escribe
AMILCAR MORETTI (El Bebe)

 

 

                       AMILCAR MORETTI. AUTORRETRATO, 2017.web DSC_2447Te digo lo que me parece, lo que veo, siento e interpreto. Valoro, como esas cosas del oficio, ¿viste? La mina y el tipo. La danza dolorosa, gozosa y conflicto, pero eterna, sin nudo que desate la unión, entre el macho y la hembra, donde, permitíme, ahora que no es bien visto, entre el macho o varón y la hembra, donde, aclaro, la que lleva las riendas es la Mina. Y allí no hay feminismo por (años) sesentas y de ahora Argentina del 2010 que entre o explique. Publicaste -el video, la obra- en el 2015, pero si mal no interpreto data del 2007. En ese año todavía no estaba la efervescencia del 2017, 18 y 2019 Argentina. Si bien el movimiento de mujeres marchaba, por entonces, parecía o apuntaba hacia otra cosa de otro modo. Después, vino MeToo, invento de Hollywood. ¡Hollywood, de cien años y larga historia de ventas y compras de sexo y estrellatos! ¡Hollywood, dando clases de moral sexual, de aprietes y entregas, dramas y vocaciones por ser estrella! El norte colonizando, de nuevo, el sur porteño. Pero, bueno, aquí quiero tratar otra cosa. El Video-Danza. Y a mí me parece, por lo que veo, que cualquiera haya sido la intención de Margarita, lo que siento en esta pareja amorosa (a puro cuerpo y sensualidad y coger) es que la que lleva y guía es la Mujer. La Mujer, la Hembra, es la que aplaca al tipo, no que lo domestica ni mandonea, sino que lo aplaca, lo acoge (vale el término), la ampara, lo calma. Fijate bien, hay dos partes: en la mesa y en la terraza. En la primera parte, la del tire y afloje en la mesa con hule, es la Mina la que lo amansa al tipo, que quiere chupar y hasta amaga la brutalidad, pero ella lo conduce (no lo manipula), lo conduce, lo cepilla como al potro para apaciaguarlo, para que se quede, para que largue el chupi, para que se le acerque, para que la ame, para que se tranquilice. El tipo está maltrecho, desasosegado al máximo (ahora a eso se le descalifica como “victimizarse”), no da para más, no funca, no funciona, no va para ningún lado, sentado a la mesa apenas si se le ocurre mamarse. Y ella lo atrae en batón y enagua, con su yegua sensualidad y lo saca para arriba a cada rato. Se lo amura, lo amura a él, se lo coge, lo seduce, lo atrae, no para manipularlo sino para salvarlo. Sí, ella, Sabia, constantemente sabia, lo salva a cada rato, lo lleva hacia su cuerpo, su regazo, sus piernas, su vientre. Lo abraza, lo tira para arriba. Y después viene la segunda parte, la terraza, el paredón. Parece que él quiere rajarse, saltar esa pared, lo intenta pero baja o, más aún, lo baja ella, lo tira, lo agarra, lo amura de nuevo. Sabia, la Mina. En un momento, a todos nos pasa, me parece que ella afloja y también quiere saltar la pared e irse, no sé si para rajarse o para acompañarlo. Pero al final, lo atrae, lo franelea, se muestra, lo acoge, lo coge, hace de compañera-hembra madre. Sabia la Mina. Y después, al final, bajan los dos de nuevo, a la mesa, seguro que a tomar mate a la mesa o a refrotarse en la catrera, que, sutil Margarita, no muestra. Basta el franeleo de macho y hembra, varón y mujer, o mujer y varón, si te cae mejor, da lo mismo. No es uno primero y el otro después. Es los dos juntos, porque si no, no va. Y en cuanto al detalle repetido de ella envuelta en el mantel de hule, dos cosas, o varias cosas: al principio me pareció una suerte de mortaja. Me dije, la amasijó a la mina. Después, sentí: No, la está abrigando, la está agarrando, envolviendo para llevársela, y ella se deja llevar. No está muerta, está viva y sabe que ganó la danza-amor de los cuerpos y almas. Lo sacó a su macho del chupi y el tedio, de la huída, y los dos marchan juntos, él la lleva a ella al hombro, como ella, antes, lo tuvo todo el tiempo arrimándolo al tipo para que salga a flote. Porque los tipos, lo pienso, tal vez quiera decirlo Margot, no sé, los tipos no salen por y para arriba sin una buena mina, una hembra completa que lo amure, abrigue, lo coja bien cogido, lo ame cuerpo y alma bien amado. Body and Soul. ¿Te suena?

(Escrito para y por  Margarita, Cristina y Edgardo. Arolas y Pedro Láurenz, y todos, todos los demás que lo hicieron. En YOUTUBE)

 

 

SOBREMESA -video danza de Margarita Bali

Margarita Bali

Publicado el 14 feb. 2015

SOBREMESA. Videodanza

Dirección: Margarita Bali

Bailarines: Edgardo Mercado y Cristina Cortes

Buenos Aires, 2007

Este videodanza forma parte de la serie “Paredes de Buenos Aires”

INTERPRETES   CRISTINA CORTES Y EDGARDO MERCADO

COREOGRAFIA CRISTINA CORTES, EDGARDO MERCADO Y MARGARITA BALI

MUSICA tema “De Puro Guapo”  de MANUEL MEAÑOS Y PEDRO LAURENZ. Intérpretes PABLO MAINETTI ( arreglo y dirección), Germán Martínez, Hernán Posetti, Marisa Hurtado

 Tema Ojo al Zoom composición electroacústica original de JORGE SAD.

 Tema “La Cachila” de EDUARDO AROLAS , Arreglos e interpretación de LUIS BORDA Y JULIO PANE

 Cámaras: EDUARDO CAMAUER PRODUCCIONES. CLAUDIO NUÑEZ. MAURO SAGUES.

EDICION: MARGARITA BALI. VESTUARIO: MARGARITA BALI-ASESORAMIENTO MONICA TOSCHI

Duración: 10 min 20 segs

SINOPSIS

Obra de video danza teatral con espíritu tanguero en un espacio  real en donde se intenta potenciar momentos dramaticos y ludicos de una pareja en una tarde de mate y sobremesa en un patio y una terraza de una vivienda tipica de Buenos Aires.

Categoría: Cine y animación

Escucha música sin anuncios con YouTube Premium

Canción: La Chachila

Artista: Luis Borda

Álbum: El Alba

Con licencia cedida a YouTube por The Orchard Music (en nombre de Típica)


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *