AFEITES, POLVOS, MAQUILLAJE, FRAGANCIAS, DELINEADOS, ESPEJO DE MUJER CON AROMA A MUJER. Ocho imágenes por AMILCAR MORETTI, en San Telmo, barrio de Buenos Aires

 

“…paseó desde los labios hasta las sienes su tacto más blando que un beso, corrigiendo los matices que encontraba imperfectos, subrayando los ojos, arreglando las pestañas…”

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. En San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

            “…permaneció mucho tiempo, muchísimo tiempo sentada ante su tocador donde estaban dispuestos en un orden gracioso, sobre un mantel de muselina bordada con puntillas, delante de un bello espejo de cristal tallado, todos sus pequeños instrumentos de coquetería con mangos de marfil que llevaban su número rematado en una corona. Estaban allí, incontables, bellos, distintos, destinados a tareas delicadas y secretas, los unos de acero, agudos y cortantes, de formas bizarras, como utensilios de cirugía para operar pequeñas heridas de niño; los otros, redondos y suaves, de pluma, de duvet, de pieles de animales desconocidos, diseñados para extender sobre la suave piel la caricia de los polvos aromáticos, de los perfumes aceitosos o líquidos.

 

 

“Los manipuló largamanete con dedos sabios, paseó desde los labios hasta las sienes su tacto más blando que un beso, corrigiendo los matices que encontraba imperfectos, subrayando los ojos, arreglando las pestañas.”

 

 

 

GUY DE MAUPASSANT. Págs. 161-162 de “FUERTE COMO LA MUERTE“. Se trata de la última novela de Maupassant. Comenzó a escribirla en marzo de 1888 y en julio vendió los derechos para su publicación por entregas en “La Revue illustrée”, que hizo el anuncio en el mes de diciembre para el título de “Vieux-jeunes” (la traducción literal sería “Viejos jóvenes“). (Ediciones Longseller, traducción Ariel Dilon. Buenos Aires, 2003).

 

GUY DE MAUPASSANT, escritor francés nacido en 1850, en Normandía, en el seno de una familia de ricos comerciantes. Se lo considera el segundo gran escritor de cuentos del Oeste (occidente) después del creador del género, el norteamericano EDGAR ALLAN POE. Maupassant fue cobijado por GUSTAVE FLAUBERT, el mayor escritor francés del siglo 19 junto a Stendhal y Balzac, y autor de una de las expresiones máximas de la novela en toda la historia, “Madame Bovary“. Hijo de un padre aristócrata y mujeriego y una madre artista y sensible en un matrimonio muy infeliz, Maupassant, tras varios intentos de suicidio murió en un hospital psiquiátrico en 1893, antes de cumplir 43 años.

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

Imagen por AMILCAR MORETTI. Sábado 25 de noviembre del año 2017, edición. San Telmo, Buenos Aires.

 

7 Comments

  1. Carlos Diaz noviembre 26, 2017 6:25 pm  Responder

    Hermosas imágenes (¡esa sonrisa!) y una joyita de complemento literario. Gracias.

    • Amilcar Moretti noviembre 27, 2017 12:10 am  Responder

      Sí, esa sonrisa fue lo que más me llamó la atención al revisionar las imágenes de esa sesión de 8 o 10 horas. A veces de 24 horas, lo que horriza a algunas, no a ella. No recuerdo la situación en particular que ilustra la imagen, sí todas las horas en el baño. Es probable que haya dicho alguna pavada, dado que soy dado a convertirme en una máquina de improvisar comentarios y bobadas que, en ocasiones, hacen reir o sonreir a las mujeres bellas. Me imagino que yo estaría acostado, o algo así, los pies hacia arriba, en una larga bañera de esa hermosa y acogedora suite de San Telmo. Eso lo puedo hacer por el yoga. Con ella nos conocíamos de varios años atrás. Ahora creo que está en España. En Facebook ví que salió del ropero y se declara lesbiana. Yo siempre lo supe. Se lo dije varias veces, y ella hacía silencio. Pero sí, las advierto apenas las veo entrar, y me digo: “Acaba con tus ilusiones, Amílcar, a esta muchacha hermosa le gustan las chicas”. Sucede, según mi experiencia con un 60% de modelos lesbianas, que la mujer tiene igual o mejor gusto que el varón masculino heterosexual para buscar y elegir una chica, compañera, pareja,amadora, alguien de sexo femenino que te haga sentir tibieza y tersura.
      Amilcar

      • Amilcar Moretti noviembre 27, 2017 12:25 am  Responder

        Ah, a propósito (aunque no sé porqué llegó esta anécdota a mi pensamiento). Ayer ví una “película de navidad”, esas zonceras de Hollywood en Nueva York en las que todos terminan amándose y reconciliándose por obra y gracia del arbolito-pino navideño. Bueno, la película tiene solo un chispazo breve de ingenio, que me hizo reflexionar (esas cosas casuales de los guionistas profesionales). Edward Norton se encuentra con Keira Kneigtly (o algo así, su apellido) y le dice, de movida: “Quiero besarte (en la boca)”. Keyra le replica escandalizada (?): “¿Por qué tenés que sexualizar todo?”. Y Edward Norton le responde: “Puedo besarte sin “sexualidad”. He tenido sexo y he cogido sin sexualidad”. Sé o imagino de qué habla. Solo me sorprendió esa acotación en una tonta película con Will Smith, que no es buen actor pero tampoco es del todo desechable. No dijo el consabido y convencional “sin amor”, sino “he tenido sexo sin sexualidad”. El resto de la película, salvo esos segundos, una estupidez para boludos, o gente que no sabe de cine, o que no sabe de cine y son boludos.

  2. Carlos Diaz noviembre 29, 2017 10:59 pm  Responder

    Bueno, alguien me lo tendría que explicar, porque así no lo entiendo. Yo tenía la noción típica -y quizá desabrida- de tener sexo “sin amor”, pero tener sexo, coger “sin sexualidad”, es algo que me dejó perplejo. Vos decís que sabés o imaginas de que puede hablar. Además, creo que sos indicado para meterte en este intríngulis.
    Tenés razón, esa reflexión en esa peli está fuera de contexto, es de alguna otra película. Salvo que el guionistase haya querido hacer el interesante y lo metió en medio de las boludeces o se le escapó.

    • Amilcar Moretti noviembre 30, 2017 12:45 am  Responder

      Sí, los guionistas de Hollywood, más aún cuando trabajaban en equipo en los grandes estudios, solían introducir afirmaciones ingeniosas, reflexivas, inteligentes. Según lo que se les ocurría, o estaban leyendo, o pensaban en ese instante. La costumbre sigue, aunque los guionistas ahora son más solitarios e independientes. Además, hay un oficio que se llama “dialoguista”, que es de los expertos en introducir aquí y allá diálogos, frases, respuestas, preguntas sueltas, en el guión, o de redactarlas de otra forma, digamos, más ingeniosa, inteligente o interesante. Son como perlitas. El cinéfilo atento las capta al vuelo.

      Que la intercalación de una de estas afirmaciones sea o no “verdadera”, es otra cuestión. Además, no sé qué es la “verdad”. Los científicos y filósofos tampoco, por eso la buscan, siempre, desde los pre-socráticos (sin contar a chinos, egipcios, hindúes, precolombinos,etc). Y cambia con los tiempos y eras. Las verdades cambian.

      En cuanto a lo que preguntás, bueno, supongo que el que escribió el diálogo, sabe que el sexo es un asunto y la sexualidad, otro. La sexualidad es muy amplia, más amplia que el sexo, y abarca desde lo biológico (o no) y físico hasta el complejísimo mundo de las afectividad (que puede ser rencor y odio, por ejemplo). Y ese es el “amor”. Nadie sabe qué es. Por eso se busca algo que se parezca a eso que llamamos amor. Y como agregado, hace años son varios los teóricos que suponen que la idea de “amor” (tal como la entiende el lugar y uso común y vulgar) está en plena extinción. El concepto del “amor” ha cambiado a través de los tiempos. De hecho, el amor, o el amor como se entiende de modo vulgar (no experto) procede del siglo 10 y 11 francés, en Provenza. Los romanos y griegos entendían otra cosa. Los aborígenes americanos, otra. Y los cristianos instrodujeron otra. Y ahora hay un cambio de época, que trae, claro, un cambio de eso que llamamos amor. ¿No viste que hay una famosa y clásica canción de Sinatra que en inglés se pregunta “¿Qué es eso llamado amor”?
      Ja. Está bueno.

      • Amilcar Moretti noviembre 30, 2017 12:54 am  Responder

        ¿QUÉ ES ESA COSA LLAMADA AMOR?

        “Cosa” o “eso” (thing) le dice Sinatra. Bueno, se lo pregunta con melodía bellísima en 1929, nada menos que Cole Porter. Y el tipo sabía mucho de amor. No solo era casado hétero sino gay activo. Y se pasó la vida reflexionando sobre el amor en temas maravillosos que reconocen todos por su belleza.

        https://www.youtube.com/watch?v=GIOJ2gkrNvc

  3. Carlos Diaz noviembre 30, 2017 6:01 pm  Responder

    Gracias por el comentario agregado y aclaratorio…aunque la verdad siga siendo un misterio, como decís.
    Respecto al amor, venía intuyendo que , el que conocimos o creímos alguna vez que era ese, se está transformando en otra cosa.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *