” (…) la facultad de pensar no permite al ser humano gestionar ni sus decisiones de respuesta ni su entorno.” MIQUEL

 

 

              “La perversidad ejerce sobre el ser humano una fuerza de atracción tan grande y eficaz que convierte la libertad en una ilusión.” (Miquel, sobre “Al azar Balthazar”)


 

 

"Al azar Balthazar" (1966), de Robert Bresson. (de La Audacia de Aquiles WordPress)

“Al azar Balthasar” (1966), de Robert Bresson. (de La Audacia de Aquiles WordPress)

 

 

 

 

“LOS SIETE AMOS DE BALTASAR”

 

 

29 de agosto de 2008

 

 

            Balthazar, el burrito, “es noble, paciente, sufrido, sacrificado, resistente y diligente”. (…) “El film se presenta dividido en episodios o viñetas, que cubren el ciclo vital completo de Baltasar. Muestra los cambios azarosos que sufre su vida y, a cierta distancia, expone algunos de los cambios que experimenta la vida de Marie (Wiazemsky) entre la infancia y la adolescencia. De la mano de ambos explora la naturaleza del ser humano, su crueldad innata, sus impulsos violentos, sus conductas destructivas, su debilidad y su perversidad natural.

 

 

 

 

             “Frente a esta realidad, el burro simboliza la virtud, la perfección y la gracia. Para Bresson el asno viene a ser en cierto modo la imagen de las personas humanas: el burro y éstas no tienen el control del mundo que les rodea y de los acontecimientos que marcan sus vidas. Para Bresson la facultad de pensar no permite al ser humano gestionar ni sus decisiones de respuesta ni su entorno. Lo ilustra con un ejemplo: Marie a la hora de elegir entre la bondad y el afecto de Jacques, su amigo de la infancia, y la brillante perversidad de Gérard, opta por éste, pese a que la maltrata, abusa de ella y la desprecia. La perversidad ejerce sobre el ser humano una fuerza de atracción tan grande y eficaz que convierte la libertad en una ilusión. El bautismo de Baltasar revela la creencia del realizador de que todos los seres vivos, no sólo los humanos, están destinados a la inmortalidad.”

 

 

 

 

               “El film está construido sobre unas coordenadas filosóficas, teológicas y estéticas, que revelan la formación religiosa del realizador, sus estudios de filosofía y su pasión por la pintura y el piano. Son escenas memorables la visita del burro a los animales enjaulados del circo (tigre, elefante, orangután), la búsqueda de Marie apaleada por la pandilla del pueblo, el encuentro de las ovejas y el burro, etc.

 

 

 

 

“La música ofrece fragmentos de la “Sonata núm. 20″, de Schubert, complementados con música ambiental festiva y de baile. La fotografía, de Ghislain Cloquet (“Las señoritas de Rochefort”, Demy, 1967), exhibe un cuidado y preciso trabajo de cámara, numerosos primeros planos, encuadres de detalle y partidos (piernas) y una austera simplicidad de las imágenes. La estética es rigurosa, sobria y clasicista. Es una de las cintas más celebradas de Bresson y para muchos es la mejor después de “Diario de un cura rural” (1950), su obra maestra.”

 

Miquel

 

(Texto íntegro y otros comentarios: https://www.filmaffinity.com/ar/user/rating/178257/936254.html

 

 

 

 

"Al azar Balthazar" (1966), de Robert Bresson. (de FilmAffinity. España)

“Al azar Balthazar” (1966), de Robert Bresson. (de FilmAffinity. España)

 

 

 

 

 

"Al azar Balthasar" (1966), de Robert Bresson. (de ABC.es)

“Al azar Balthasar” (1966), de Robert Bresson. (de ABC.es)

 

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *