ARCHIVO (desde 2010)

UNA VOCACIÓN PARA LAS MANOS, UNA MUJER DESNUDA Y EN LO OSCURO. El poema es de Mario Benedetti, que no necesitan presentación ni él ni el poema. Las imágenes, mías, de AMILCAR MORETTI

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Una mujer desnuda aguarda en la cama, entre las sábanas, en lo oscuro, disponible para tí. ¿Para mí? No, para tí. ¿No es lo mismo? Bueno, no sé, creo que es ella la que decide. Eso sí, las hay generosas y las hay constreñidas, con el complejo de puta. Después, estas últimas, de tanto desconfiar y negarse, de tanto rehuir, suelen terminar en los brazos del truhán.

 

AMILCAR MORETTI. Ella, en la cama, a la espera, dormitando, un tarde nublada, casi en anochecer. Una fiesta tibia. Argentina.
AMILCAR MORETTI. Ella, en la cama, a la espera, dormitando, un tarde nublada, casi en anochecer. Una fiesta tibia. Argentina.

 

 

 

 

JUAN CARLOS SANCHEZ
juancito-allen@hotmail.com
181.25.134.84Awaiting spam check

A PROPOSITO:

                        Mario Benedetti

 

Una mujer desnuda y en lo oscuro – Poema de Mario Benedetti

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

 

 

ME (MAL) PERMITO AGREGAR: “Y UNA MUJER DESNUDA E ILUMINADA, INTERROGA Y PROVOCA A LA CÁMARA FOTOGRÁFICA Y AL OJO-ALMA DETRÁS DE LA LENTE!!”  

 

(Aclaración del A. de la la Pag. WEB: ¿Es el Moretti, Amilcar? Puede ser que sí, creo que sí. Está bastante bueno. Sería una lástima que no fuera de Amílcar.)

 

 

AMILCAR MORETTI. Ella espera. Argentina.
AMILCAR MORETTI. Ella espera.
Argentina.

 

 

 

 

 

AMILCAR MORETTI. Desnuda en la cama, en la oscuridad, con rayito que ilumina: son mis ojos.
AMILCAR MORETTI. Desnuda en la cama, en la oscuridad, con rayito que ilumina: son mis ojos.

 

 

 

 

 

AMILCAR MORETTI. Aguarda ella, se toca, merodea con su mano. Dalta la mano del hombre.
AMILCAR MORETTI. Aguarda ella, se toca, merodea con su mano. Dalta la mano del hombre.

 

 

5 Comentarios

  1. AARON ROMERO

    Maestro Amilcar de nueva cuenta, sus fotos formidables, Un conjunto fenomenal.

    EL POEMA
    EL AUTOR
    EL ARTISTA FOTOGRÁFICO
    LA MUSA

  2. Amilcar Moretti

    ¿No seré yo solo un espejo o escucha y mirada que percibe cosas que otros no tienen en cuenta? A mí me sale, aunque me cuesta ponerme de acuerdo con las modelos, cuando son mujeres. Trabajo solo con mujeres. ¡Y no sabes tú el desgaste emocional que me implica llegar a un acuerdo y tratar de prolongarlo! Lo satisfactorio son las imágenes, lo ingrato suele estar en la vida, en el vínculo. Se paga un precio por atisbar algo de belleza. Pero está bien, yo lo busco y me gusta.Nadie me obliga. La belleza no debiera tener un costo. Otra ilusión.
    Abrazo.

  3. Carlos Diaz

    El entrañable poema de Benedetti vino a complementar -no completar, pues el asunto puede ser infinito- tu estupenda explicación en una entrega anterior de por qué fotografiás mujeres desnudas.
    Pero tengo otra curiosidad: ¿Por qué cuesta tanto -hasta el desgaste, según decís- llegar al acuerdo con las modelos?

  4. AARON ROMERO

    Aplausos Maestro Amilcar , perfecto análisis,
    de acuerdo con usted . La belleza no debiera tener un costo. sin embargo lo tiene , pero el resultado es esta maravillosa serie de imágenes que usted con su lente maestra las vuelve en poemas visuales , de nueva cuenta gracias, Salud maestro un abrazo

  5. Amilcar Moretti

    Hay un dicho o chiste (o definición) derivado del mundo psicoanalítico: “¿Qué quiere una mujer?” “Más” (siempre quiere Más. Parece ser la dinámica del Deseo -deseo en sentido amplio- y lo femenino lo traduce así: “¿Qué quiere?” “Más”.
    Y otros asuntos que habría que pormenorizar:la histeria, por ejemplo. Creer que de una desnudez insinuante se puede emerger “impune”, sin responsabilidad. El psicópata la viola. El normal neurótico, padeciente y culposo, sufre como en el infierno. La modelo desnuda goza la trampa de su histeria. Más aún cuando son, como ahora, chicas de las clases medias.Es como esas chicas que, con pleno derecho, lucen exultantes unas minifaldas de fuerte impacto, o un top escotado y con cintura desnuda, y cuando alguien se le acerca y le dice una galantería a propósito de sus piernas y prendas, contesta: “No soy responsable de lo que vos sientas”. “No tengo porqué hacerme cargo de lo que a vos te produzca mi tanga”. (Ya sé, suena machista. Pero yo creo que hay un grado de agresión encubierto en esa exhibición. ¿Qué dirían todos, las mujeres con sus hijos pequeños, si los varones salieran a la calle con las braguetas abiertas y sus penes al aire? En igual sentido al anterior, bien cabría responder: “No tengo porqué hacerme responsable de lo que Ud siente señora ante la vista de mi pene libre fuera del pantalón. Es un problema suyo, señora. No tengo porqué hacerme cargo”.)
    En fin, creo que es una buena y suave manera responder a la pregunta sobre el tremendo desgaste que significa tratar con una modelo, en especial una modelo de desnudo.

Escribir un Comentario