Cada Noelia, Noé, Noel es una singularidad creada en imágenes que debo encontrar. Una modelo es una persona mujer-cuerpo. Y es esa humanidad, incluida la mía, lo más complejo. Imágenes por AMILCAR MORETTI

 

 

 

                HAY MUCHAS NOELIAS ENTRE MIS MODELOS. NOÉ, NOE, NOEL Y CIERTAMENTE LA MISMA NOELIA. Esto desde hace años, tanto como los siete años y medio que ya cumple ERÓTICA DE LA CULTURA Magazine. Cada una de ellas es una singularidad creada en imágenes que debo encontrar. No siempre me es fácil: por el contrario, me insume esfuerzo, desgaste emocional y físico y estímulo o vacío de imaginación y fantasías para que sus humanidades me inunden, las comprenda y no nos hagamos daño. Una modelo mujer es una persona-cuerpo desnudo. Esa humanidad, cada una de ellas, la mía incluída, es lo más complejo siempre.

                Así las cosas, con todas, Noelias o no Noelias, no siempre prosperan los vínculos humanos que incluye la fotografía de autor en desnudez como yo la concibo. Yo invierto intelectual, emocional y materialmente, sin ganancias materiales, y a lo sumo obtengo  el beneficio eventual -muchas veces no logrado- de encontrar una Noe-Noel-Noelia que disfrute y me haga disfrutar durante el registro de su imagen en un escenario y pose elegidos o surgidos, que se convierta en buena foto, seria foto o bien en una foto aceptable, expresiva, dramáticamente aceptable, seria.

                    En mis modos y procedimientos, mis fotografías no dependen de supuestas perfecciones corporales normativizadas. Según lo siento, para mí las imágenes que (me, a mí) valen la pena comienzan a aparecer cuando la sinergia entre ambos, Autor y Modelo, Yo y ellas, se produce en el momento del vínculo humano, donde se pone el cuerpo, no su cáscara, digo el cuerpo-alma, body and soul, como el famoso estándar del jazz masivo de Estados Unidos, y surge lo afectivo, una afectividad que incluye desde el hastío y el rechazo hasta la atracción y un cómodo trazo en el trato mutuo.

 

 

                                       Por añadidura, ya sé de sobra que hasta aquí no ha llegado en la lectura casi nadie.

 

 

                                                          (AMILCAR MORETTI)

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

 

 

 

 

 

 

 

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

Imagen por AMILCAR MORETTI. En suite quinto piso de la calle México del barrio de SAN TELMO, en BUENOS AIRES. Jueves 26 de octubre del 2017,ed. Argentina.

 

2 Comments

  1. Carlos Diaz octubre 26, 2017 7:11 pm  Responder

    Creo que estás en lo cierto. Es probable que no hayan llegado al final de tus textos y que le aburran tus reflexiones. Son otras épocas , amigo y otras personas en otras condiciones. Diferencia de edad, de intereses, gustos, de cultura o, sin ir tan lejos, de simple instrucción.
    Tal vez deberías intentar vos “bajar” a las temáticas que les puedan interesar a ellas. Si podés.

  2. Gustavo F. Monastra noviembre 8, 2017 2:17 am  Responder

    Es difícil llegar a este a “hasta aquí” del final, por la urgencia de disfrutar de la belleza desnuda de tus modelos. Después, pocos somos los que conservamos neuronas que trabajen en paralelo al resto que queda enloquecido con esa desnudez. Como dice Carlos Díaz más arriba, “diferencia de edad, de intereses, gustos, de cultura o, sin ir tan lejos, de simple instrucción”. Cierto. Pero también es lo otro que digo.

    Espero tus fotos sean parte de algún Taschen, en un futuro no muy lejano. Yo seré un grato adquiriente.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *