DESDE HOY 600 PESOS MENSUALES A JÓVENES DE 18 A 24 AÑOS QUE NO PUEDEN ESTUDIAR POR RAZONES ECONÓMICAS O SALARIOS ILEGALES. Lo anunció el gobierno distribucionista de Cristina Kirchner: el sueldo mínimo legal es de 3.600 pesos y la jubilación un derecho de todos con el aporte del salario de los trabajadores

El anuncio lo hizo este miércoles 22 de enero del 2014 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tras una ausencia de mes y medio de mensajes oficiales. 

 

 

                    Argentina otorga 600 pesos mensuales desde hoy miércoles 22 de enero del 2014 a los jóvenes de 18 a 24 años que no puedan mantenerse en el campo de la educación primaria, secundaria, universitaria o de oficios en establecimientos públicos o del Estado (no privados).

 

 

               Si están desocupados o no consiguen trabajo que cumpla con el salario mínimo legal de 3.600 pesos por mes, tienen derecho a acogerse a dicho beneficio social. A cambio, los jóvenes deben estudiar y hacerse revisaciones de salud una vez al año. La repercusión de la medida será enorme tanto en lo social y cultural como en la estimulación del aparato productivo. Es un recurso de reproducción capitalista con fines sociales colectivos e igualitarios.

 

 

               Argentina cuenta con 40 millones de habitantes del los cuales 5 millones tienen entre 18 y 24 años. Un millón y medio no puede estudiar ni tiene trabajo estable y legal. De modo que el plan PROGRESAR beneficiará a 1.500.000 jóvenes.

 

 

            Hace pocos días, Jorge Capitanich, jefe de los ministros del gabinete presidencial del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, informó sobre un cálculo verosímil: de ganar las elecciones en el 2015, la derecha conservadora argentina, oposición al gobierno, el plan económico de ese sector dejará a 10 millones de personas fuera del mercado de trabajo y producción.

 

 

 

            La cifra no es imaginaria, dado que con los conservadores en los años 90 Argentina llegó a tener casi el 30 por ciento de desocupados, casi 40 por ciento de pobreza y la mitad de la mano de obra ocupada fuera de la ley, sin cumplimiento de derechos como asistencia en salud, jubilación y salud

   

 

 

                Estos 600 pesos mensuales a 1 millón y medio de jóvenes ubican a la Argentina en el primer lugar en América latina -y entre los primeros del mundo- en materia de asignaciones públicas para permitir estudios primarios, secundarios y universitarios o el aprendizaje de un oficio que inserte a los jóvenes en el mercado del trabajo y la producción.

 

              Al video informativo consignado arriba, hay que agregar (considero) que esta medida social progresiva de igualación y equidad es tan o más importante que la asignación desde el 2009 de una jubilación para todo ciudadano argentino con el dinero producto del aporte mensual que se descuenta del salario de los trabajadores en actividad. Es lo que se llama solidaridad intergeneracional.

 

 

              Durante la década regresiva de los años 90 la gran masa de dinero del sueldo de los trabajadores pasó a intermediarias (llamadas AFJP, empresas privadas con fines de lucro) vinculadas a bancos que no sólo se quedaron automáticamente con un 30 por ciento en concepto de “comisión” por administrar los fondos. Además, en pocos años, del 1993 hasta noviembre del 2008, el sistema de lucrar mediante el salario recibido por cada trabajar no pudo sostenerse a sí mismo por “deficiencias de inversión y capitalización”, por así decirlo. Vale aclarar que la gestión de las jubilaciones por parte de las AFJP fue una estafa bancaria-financiera colosal, ya que sólo devolvían el 40% del monto mensual y el resto lo aportaba el Estado.

 

 

              Ese dinero del aporte de cada trabajador descontado de su salario pagado por las patronales a cambio de su trabajo volvió al Estado con Kirchner. Se administra a través de un organismo llamado ANSES que cumple no solo con la jubilación universal (hayan aportado o no los beneficiarios) y con diversos planes sociales como la entrega de 4 millones de computadoras portátiles  a estudiantes del segundo ciclo.

 

 

 

 

 

                     DESDE HOY, 600 PESOS MENSUALES A

JÓVENES DE 18 A 24 AÑOS QUE NO PUEDEN

ESTUDIAR O SON SOMETIDOS A SALARIO ILEGAL

 

 

 

                     EL SALARIO LEGAL ES DE

3.600 PESOS POR MES. QUIEN GANE MENOS QUE

ESA CIFRA, OBLIGADO A SITUACIÓN DE

ILEGALIDAD, DESDE AHORA TIENE DERECHO A

600 PESOS POR MES SI TIENE ENTRE 18 Y 24 AÑOS

PARA ESTUDIAR EN ESTABLECIMIENTOS Y

UNIVERSIDADES PÚBLICAS.

 

 

 

               EN ARGENTINA FUNCIONAN 47

UNIVERSIDADES NACIONALES PÚBLICAS,

GRATUITAS. ES UN CASO ÚNICO EN EL MUNDO, LO

QUE MARCA VANGUARDIA Y

DESARROLLO CULTURAL DEL PAÍS. DOCE DE ESAS

UNIVERSIDADES FUERON CREADAS DURANTE EL

GOBIERNO DE CRISTINA FERNÁNDEZ.

 

 

                 ESAS 47 UNIVERSIDADES SON GRATUITAS

PERO MUCHOS SECTORES SOCIALES NO PUEDEN

ACCEDER POR NO  CONTAR CON RECURSOS

ECONÓMICOS PARA LA COMPRA DE MATERIAL E 


IMPLEMENTOS EDUCATIVOS, TRANSPORTE O 

 

NECESIDADES ECONÓMICAS

 

INSATISFECHAS INDISPENSABLES EN LA FAMILIA. 

 

(Amílcar Moretti, miércoles 22 de enero 2014. Argentina, La Plata, a 60 kms. al sur de Buenos aires)

 


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *