MORENA, LA MÁS BLANDA, MÁS BLANDA QUE EL AGUA BLANDA. “Primero hay que saber sufrir, después amar, después partir, y al fin andar sin pensamiento. Después, qué importa el después, toda mi vida es el ayer que se detiene en el pasado, eterna y vieja juventud que me ha dejado acobardado como un pájaro sin luz…”. DOCE IMÁGENES POR AMILCAR MORETTI, en Buenos Aires.

INDA MORENA, LA MÁS TIERNA Y BLANDA, TAN BLANDA COMO EL AGUA BLANDA (Homero -letra- y Virgilio -música) Expósito).

 

 

 

 

 

AMILCAR MORETTI. Buenos Aires, Av. Callao y Viamonte, 2014.

AMILCAR MORETTI. Buenos Aires, Av. Callao y Viamonte, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. En Callao y Viamonte, Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. En Callao y Viamonte, Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires. 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires. 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

 

 

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

Amilcar Moretti. Buenos Aires, 2014.

 

 

 

Modelo: INDA MORENA, amiga querida y compañera cristinista.

 

 

(Todas las imágenes de este post fueron tomadas en suite del piso 11 de Living Residence de avenida Callao y Viamonte, con balcón a la calle, con película 35 mm FUJI COLOR ISO 200, para su posterior digitalización).

 

 

 

Soy de una tierra hermosa

de América del Sur

mezcla gaucha de indio con español

de piel y voz morocha…

Pero soy peregrino

y a mi nostalgia

le canto así,

en la oreja, del corazón. 

Vamos a la distancia ya

y si no llego amor

vos me darás mi alma

de argentino y de cantor.

 

 

 

 

Andrés Calamaro – Naranjo En Flor

 

32CivilEvil32

Actualizado el 15/11/2009

Letra de Homero Aldo Expósito (1944)

Música de Virgilio Hugo Expósito (1944)

 

 

Era más blanda que el agua,

que el agua blanda.

Era más fresca que el río,

naranjo en flor.

Y en esa calle de estío,

calle perdida,

dejó un pedazo de vida

y se marchó.

Primero hay que saber sufrir,

después amar, después partir

y, al fin, andar sin pensamientos.

Perfume de naranjo en flor,

promesas vanas de un amor

que se escaparon con el viento.

Después, ¿qué importa del después?

Toda mi vida es el ayer

que me detiene en el pasado.

¡Eterna y vieja juventud,

que me ha dejado acobardado

como un pájaro sin luz!

¿Qué le habrán hecho mis manos?

¿Qué le habrán hecho

para dejarme en el pecho

tanto dolor?

Dolor de vieja arboleda,

canción de esquina

con un pedazo de vida,

naranjo en flor

 

Licencia de YouTube estándar

 

 

 

Andrés Calamaro – Milonga del Trovador (con letra)

 

Martina Cuadrado Campañá

  Actualizado el 10/12/2010

 

Argentina, una tierra hermosa de América del Sur…

 

 

MILONGA DEL TROVADOR

 

De JAIRO

 

Soy de una tierra hermosa

de América del Sur

mezcla gaucha de Indio con español

de piel y voz morocha,

vive en mi guitarra.

Que al mundo van las coplas

y me fui yo.

 

Con un rumor de nido

volaban tras de mí

aquellos pañuelitos

en la estación.

Pero soy peregrino

y a mi nostalgia

le canto así,

en la oreja, del corazón.

 

Vamos a la distancia sí

que soy el trovador,

si la distancia llama

yo jamás veré ponerse el sol

 

Vamos a la distancia ya

y si no llego amor

vos me darás mi alma

de argentino y de cantor

 

Mi casa es donde canto

porque aprendí a escuchar

la voz de Dios que afina

en cualquer lugar.

Ecos que hay en las plazas

y en las cocinas

al borde de una cuna

y atrás, el mar.

 

Si en esta andanza un día

me espera la vejez

ya mi niñez dara

la segunda voz.

Y al fin con dos gargantas

a mi agonía le cantatare

en la oreja, del corazón.

 

Vamos a la distancia sí

que soy el trovador

si la distancia llama

yo jamás veré ponerse el sol

 

Vamos a la distancia ya

y si no llego, amor

vos me darás mi alma

de argentino y de cantor

y de cantor…

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *