MIS TRABAJOS Y DÍAS

CUALQUIERA. Texto e imagen por AMILCAR MORETTI

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

$8.000 la sesión de fotos.
Modelos femeninas mayores de edad en La Plata para sesiones fotográficas. Para publicar en ERÓTICA DE LA CULTURA (desde el 2010)
Contrato y viáticos a acordar.
Interesadas escribir a: amilcarmoretti@hotmail.com
También VER en: https://amilcarmoretti.wordpress.com

 

Escribe 
AMILCAR MORETTI

          En el nuevo orden mundial de diversidad proveniente del norte se pierde el Deseo. O el deseo se confunde con las ganas. En el modelo del norte hay un identificable monto de disgregación y atomización social. Además, una dispersión de la subjetividad, que del estado de suspensión apunta a la disolución. Todo de la mano del capitalismo globalizado financiero -dinero que fabrica dinero- en función de las nuevas tecnologías que cambian o deforman las percepciones. Lo incierto, la incertidumbre, ese apresurado diagnóstico de “pos-verdad” -otro “invento”- dentro de la confusión general sobrepasa lo que imaginaron  surrealistas y representantes del absurdo a principios del siglo XX. Es difícil distinguir, se diluyen los límites, disminuyen en proporción las responsabilidades, es “natural” poner o presentar una cosa por otra, y las máscaras pasan a ser las caras, los rostros claros que alguna vez hubo, no hace tanto. Las seguridades disminuyen y lo que se percibe no es necesariamente lo  visto y oído sino como la imagen y los ruidos ordenan que se perciba. A esta mescolanza se la llama -confunde- “libertad” y consiste básicamente en ser uno mismo a costa del otro, destruyendo al otro.

Imagen por AMILCAR MORETTI. 11 de marzo del 2022. BUENOS AIRES.

 

Cientos de millones “no existen” y viven en el horror, otros cientos de millones viven como dicen las imágenes digitales y algunas decenas de miles -en diversas jerarquías- tienen el control en apariencia de todo el teatro.  Hay un poder que parece centralizado  y hay una lucha interna que parece aumentar las descentralizaciones centrifugadoras, dispersantes. Nadie puede asegurar nada y la incertidumbre, el clima de contagio y muerte eminente se ha incorporado como un Malestar y angustia difusa, sin razones a las que endilgar. La sexualidad se abstractiza, se convierte en violencia o bien en práctica de laboratorio. En un puritanismo extraño cualquiera es puto, cualquiera es lesbiana, cualquiera es travesti, cualquiera trans, inter y demás. Todos revolcados en el mismo lodo de una heterosexualidad acusada de dictadora. Tiempos transversales que suponen sobrar varios cientos de millones de humanos y que auguran un futuro que no se sabe qué.

 

 

Escribir un Comentario