RITA SEGATO: Sus consideraciones sobre los peligros de la COLONIZACIÓN externa y de sí mismo hacia adentro en el feminismo en Argentina

 

 

      Días atrás la ensayista e investigadora feminista argentina RITA SEGATO  al inaugurar en Buenos Aires la Feria del Libro insistió en un reflexivo -y sorpresivo, creo, para la audiencia femenina- énfasis en el estatuto de la (nuestra) colonialidad con respecto a la decadente Europa y Estados Unidos. Aclaró -como señalé desde su inicio, en octubre del 2018-  que MeToo (inventado por Hollywood, “fábrica mundial de sueños”), es la versión ANGLO DEL FEMINISMO de las blancas y responde al FEMINISMO PILGRIM estadounidense (o sea, digo, el puritanismo protestante de Biblia y Rifle que trajeron los perseguidos religiosos del Reino Unido llegados al Este de América de Norte. De ahí derivan las tendencias múltiples de los evangélicos). En simultáneo, Segato aclaró que tampoco nos corresponde el opositor FEMINISMO “A LA FRANCESA” expuesto en el Manifiesto de las Intelectuales francesas. “En la disputa entre el feminismo anglo y el francés, yo leo claves de dos historias de la conyugalidad, dos formas de la sexualidad y el amor instaladas por civilizaciones y líricas diferentes”. Nosotros/as debemos construir nuestro propio feminismo, argentino y íberoamericano. El primer paso de esa originalidad argentina ya lo dieron las mujeres: el NI UNA MENOS. Pero ¡ojo!, advirtió Rita Segato,  que hay una colonialidad blanca hacia adentro del movimiento argentino. También, sentó bases al considerar que no puede haber feminismo original nuestro si no hay sentido anticapitalista, antipatriarcal y contra los dioses únicos. (Amílcar Moretti, interpretación)

 

 

LA ENSAYISTA E INVESTIGADORA RITA SEGATO EN LA FERIA DEL LIBRO. (De Revista Anfibia)

LA ENSAYISTA E INVESTIGADORA RITA SEGATO EN LA FERIA DEL LIBRO. (De Revista Anfibia)

 

 

 

EXPOSICIÓN DE RITA SEGATO (1951), antropóloga e investigadora feminista argentina, residente en Brasilia y Jujuy

(Fragmentos)


Versión completa en Revista Anfibia: http://revistaanfibia.com/ensayo/virtudes-de-la-desobediencia/?fbclid=IwAR0SPI_Qkn6tcr0HQkXB9TAUp4SO_Px7i7qbawfmfw3LrPWTgtdioouR7QQ

 

 

              “…una politicidad femenina (…) no puede ser principista, sino pragmática y capaz de improvisar, dirigida a la vida aquí y ahora…”.  “Se torna necesario, en ese camino, ser pluralista antes de ser feminista; tener un mundo radicalmente plural como meta histórica”.

 

 

    “¿Cómo incide en Europa el eurocentrismo? (1). Es Europa la que esta sola. Se mira en el espejo narcísico de sus museos, pero carece del verdadero espejo, el que puede ejercer resistencia y mostrarle los defectos, pues esos objetos no pueden devolverle la mirada. Europa carece de ese potente utensilio femenino que es el “espejito, espejito” de la Reina Mala de los cuentos: no ve su defecto en el reflejo que podrían brindarle los ojos de los otros, porque al otro lo tiene solamente atesorado en la vitrina de su poder colonial”.

               “Sin embargo, no registra que Europa siquiera percibe su soledad, soledad que la ha ido llevando lentamente hacia una decadencia de su imaginación creadora, la que en otro tiempo nos deslumbró, y a un tedio insoportable”.

          “Mi perspectiva es crítica con relación al eurocentrismo, que no es otra cosa que un racismo aplicado a los saberes y productos de quienes habitamos y trabajamos en estas costas, en este lado de acá del mar, en un paisaje marcado y demarcado por el proceso colonial, que perdura hasta el presente”.

 (1) El mismo eurocentrismo que nos afecta a nosotros, íberoamericanos (N.del A. Sitio Web)

 

 

          “La verdad es que la dictadura (1976-1983) persiguió a grandes libreros argentinos y destruyó el gran parque editorial que teníamos por medio de la persecución política, y Menem terminó el trabajo por la total desprotección en que dejó a la industria editorial argentina, que gozaba de gran prestigio en el mundo de habla castellana por su incontestable calidad. Honorables empresarios libreros persistieron y o surgieron para intentar resucitar lo perdido…  Otros murieron de tristeza, como el padre de Claudia (Schwartz), con el cierre final de sus librerías Fausto y de su editorial, Siglo XX, en una supuesta “democracia” que, apenas recuperada, sucumbió a la colonialidad del poder y del saber. Las editoriales españolas compraron las editoriales de textos y manuales escolares, beneficiándose con el know-how ya existente en el país, y amenazaron así la belleza y el valor del pluralismo de la lengua y los modos de decir del arraigo argentino. Lloro por eso: era hermosa la Argentina de Fausto. Como es insubstituible la Argentina del Centro Editor de América Latina”.

 

 

 

                “Nos pasa a nosotros, y le pasa a España también. Al igual que nuestro continente, se encuentra del lado del consumo y la aplicación de categorías teóricas, no a su formulación. No nos engañemos… Le pasa a ese país tan tristemente colonial y  criollo como nosotros que es España, una nación que se conquistó a sí misma y siguió por el lado de acá, sin solución de continuidad, en el mismo año, 1492. La lengua española es numerosa, pero no es hegemónica. No produce un pensamiento teórico destinado a atravesar la Gran Frontera Global desde el Sur hacia el Norte. Libros editados acá por grandes conglomerados de editoriales destinadas al lucro global no son catapultados a las lenguas en las que las ideas alcanzan circulación e influencia planetaria. La reserva de mercado del Norte sobre lo que bien podríamos llamar “patentes” en el campo de las Humanidades es cerrado, inexpugnable”.

 

 

LA ENSAYISTA E INVESTIGADORA RITA SEGATO EN LA FERIA DEL LIBRO. (De Revista Anfibia)

LA ENSAYISTA E INVESTIGADORA RITA SEGATO EN LA FERIA DEL LIBRO. (De Revista Anfibia)

 

 

    “Construyamos nuestra propia desobediencia. No confundamos el Ni una Menos con el Me Too, y no nos enredemos en su tensión con el Manifiesto de las intelectuales francesas. Cada movimiento y cada feminismo solo puede ser construido con los elementos de su propia historia. En la disputa entre el feminismo anglo y el francés, yo leo claves de dos historias de la conyugalidad, dos formas de la sexualidad y el amor instaladas por civilizaciones y líricas diferentes, como lo ha hecho notar hace tiempo ya Peter Gay y también Josefina Pimenta Lobato. Están en juego allí dos modelos del amor, el anglosajón y el francés”.

           “En lo que al Ni una Menos respecta, recordemos que existe sí una colonialidad al interior de los movimientos sociales. Esa colonialidad suele traicionarnos y desorientarnos. El Me Too, con su raíz en el  feminismo pilgrim norteamericano, se dirige y le hace señas a la paternidad del Estado, a un tercero como árbitro indispensable de las relaciones, a un abogado en la almohada, posiblemente como única herramienta en un mundo de individualismo a ultranza. Mientras el Me Too le habla al Estado, el Ni una Menos le habla a un nosotras y nosotros, le habla a una sociedad”.

 

 

            “Nuestro feminismo pertenece a un mundo en el que aun en las metrópolis blanqueadas la vincularidad es vital y puede y debe ser conservada por el amparo que nos brinda y la felicidad que nos trae. Un mundo en el que se han preservado jirones de comunidad. Estoy convencida de que no debemos delegar el arbitraje de nuestra vida erótica a un tercero”.

        “Todavía creo que la gestión del deseo debe ser posible en nuestro mundo cuerpo a cuerpo, cara a cara, y que debemos luchar por eso, creando las condiciones para que sea posible”.

 

rita segato insta stalker 2 947820537_6718957129686851334_n

 


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *