ROMAN POLANSKI, EXIMIO DEL CINE, CUMPLE 85 AÑOS

 

 

 

        Con una vida repleta de tragedias, escándalos y otras desgracias (niño refugiado sobreviviente de campos nazis, exilio de Polonia comunista, asesinato sangriento de su esposa en Hollywood, acusaciones sobre abuso sexual en la casa de Jack Nicholson, a quien siempre se protegió), Polanski -obra y existencia- resume de modo genial  las contradicciones de un intelectual e ilustre artista de su siglo  , autor de dos películas superiores: “El bebé de Rosemary” y “Barrio Chino”. En gran medida, en esto coincide con otros excelsos del arte: Caravaggio, Rafael Sanzio (con sus aficiones sexuales atizadas en el Vaticano), Bertold Brecht, Charles Chaplin, Picasso, Nabokov, Elia Kazan, Frida Kahlo (glorificada vulgarmente por su martirio físico) y una variada y larga lista de talentos extra-ordinarios de diferentes épocas.

 

“MEJORES PELÍCULAS DE ROMAN  POLANSKI”

 

Roman Polanki (de Cultura Colectiva)

Roman Polanski (de Cultura Colectiva)

 

 

Escribe Sam Alvarado

(Acl.: EROTICA DE LA CULTURA ha hecho pequeños cortes, glosados y reordenamiento de exposición del texto original, el cual puede consultarse íntegro en el link consignado abajo)

https://news.culturacolectiva.com/cultura/mejores-peliculas-de-roman-polanski/


                “A pesar de tener una vida llena de vicisitudes y escándalos (que sin duda han manchado su carrera) Polanski ha creado joyas de la cinematografía que tienen un lugar  especial en la historia del séptimo arte.

                   Este sábado 18 de agosto “el genio del suspenso psicológico cumplirá 85 años”.

 

                “Sin duda uno de los cineastas más importantes del siglo XX. Director, productor, guionista y actor polaco, su nombre real es Rajmund Roman Thierry Polanski. Él y su familia fueron perseguidos por el régimen nazi, de hecho su madre murió en el Holocausto judío, en el campo de exterminio en Auschwitz.

               “Polanski sobrevivió y estudió en la famosa escuela de cine de Lodz. Después del primer largometraje en el que participó (El cuchillo en el agua, 1962), película que ganó un Óscar a mejor película en habla no inglesa, emigró a Reino Unido donde se dedicó a sus películas.

               “Su vida personal sin duda ha sido problemática y le ha traído severos problemas que incluso han afectado su trayectoria profesional: desde el asesinato de su esposa Sharon Tate a manos de integrantes de la secta de Charles Manson, hasta la acusación de violación por parte de Samantha Geimer cuando ella tenía 13 años, situación que ha hecho que Polanski no pise suelo estadounidense desde la década de los 70″.

 

 

 

*LA SEMILLA DEL DIABLO (Rosemary´s baby, 1968)

                    “Verdaderamente un peliculón. La última de “La Trilogía del apartamento” esta película es un ícono del terror, sobre todo porque hace bien lo que constituye el elemento más importante del terror: en el fondo no ser una historia de miedo, sino retratar problemas profundos de índole personal y social con una máscara muy diferente. Esta película está basada en la novela homónima de Ira Levin.

 

                  “Protagonizada por una impresionante Mia Farrow, se centra en una pareja que llega a vivir a un departamento en París. Lo que parecía una luna de miel, se torna una experiencia traumática después de que Rosemary (Mia) queda embarazada. Conforme pasa la historia Rose se da cuenta de que cosas muy extrañas han pasado en ese departamento. Después todo se sale de control: una vecina se suicida, Guy (esposo de Rosemary) queda ciego (1) y ella vive un horripilante sueño, circunstancias que fungen como premoniciones de un desenlace que involucra a una secta satánica y al bebé de Rose. Un final que sin duda te dejará horrorizado y estupefacto por igual”.

Imbatibles en Cannes, con Polansky el año pasado: Jane Campion, David Lynch, Isabelle Huppert, Pedro Almodovar, George Miller, Catherine Deneuve.

Imbatibles en Cannes, con Polansky el año pasado: Jane Campion, David Lynch, Isabelle Huppert, Pedro Almodovar, George Miller, Catherine Deneuve.

 

 

*BARRIO CHINO (Chinatown, 1974)

 

“Chinatown” es probablemente la película más conocida del director. Fue el último trabajo que Polanski pudo realizar en Estados Unidos, y es una muestra de cine negro de altura. Protagonizada por nuestro querido Jack Nicholson, Faye Dunaway y John Huston, la película ganó el Óscar a mejor guión.

 

      “Con un vistazo descarnado a un mundo de misterio y corrupción, el filme retrata al típico detective y a la femme fatale, pero no te dejes engañar porque Polanski rompe con los estereotipos para presentarnos una historia para transitar por la ciudad y, de paso, por el alma humana.

 

                “La cinta se centra en Los Ángeles a finales de la década de los 30 y muestra uno de los casos de J. J. Gittes, un detective privado encargado de investigar una infidelidad de un alto ejecutivo, sin embargo, cuando aparece asesinado, Gittes se dará cuenta que lo que parecía una investigación cotidiana se convierte en una trama de negocios, secretos familiares y corrupción. No te puedes perder este ícono del cine negro”.

 

 

*MACBETH (The tragedy of Macbeth, 1971)

 

           “Sin duda una de las adaptaciones de la obra shakesperiana más abrumadora no sólo por la tensión que atraviesa horizontalmente de principio a fin la cinta, sino porque el director realmente construye una pieza cinematográfica con una composición propia del séptimo arte, sin caer en la trampa de que como es una adaptación de la literatura, tiene que ser fiel a la naturaleza del texto de origen.

          “¿Qué te podemos decir de Macbeth? Protagonizada por Jon Finch y ganadora del premio BAFTA 1973 al mejor diseño de vestuario, esta peli se destaca por su violencia y oscuridad, cualidades atribuidas a una época terrible de Polanski después del asesinato de su esposa Sharon Tate”.

 

 

*EL INQUILINO (Le locataire, 1976)

 

      “Basada en la novela “Le locataire chimérique” de Roland Topor publicada en 1964, con esta película Polanski nos muestra muchas de sus fortalezas y más profundas obsesiones: la ansiedad que conlleva el aislamiento, la desintegración paulatina de la mente humana y la fragilidad de nuestra percepción.

       “La película pertenece a la conocida “Trilogía del apartamento” una serie de películas del director que se desarrollan dentro de un espacio cerrado, espacio que potencializará fenómenos de la psique humana aparentemente dormidos.

           “En El Inquilino un conserje (el propio Roman Polanski) se muda a un departamento en donde la anterior inquilina, una joven, intentó suicidarse al arrojarse por la ventana. Conforme pasa el tiempo, el nuevo inquilino comienza a temer que sus vecinos estén haciendo cosas extrañas para desquiciarlo y que él también salte hacia su muerte”.

 

El inmenso JOHN CASSAVETTES seguido por un joven Roman POlanski durante la filmación de Barrio Chino en Hollywood.

El inmenso JOHN CASSAVETTES seguido por un joven Roman Polanski durante la filmación de Barrio Chino en Hollywood.

 

 

* Repulsion, 1965 (Repulsión)

            “Seguimos con la “Trilogía del apartamento” porque no podíamos dejarla fuera, y la primera película de esta serie fue Repulsión, protagonizada por Catherine Deneuve (con una actuación exquisita), Ian Hendry y John Fraser. Considerada como una de las mejores del director polaco, ganó el premio Oso de Plata y del premio FIPRESCI en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 1965.

                “Otra joya del terror psicológico, te aseguramos que te va a volar la cabeza. El miedo que reside en la mente del personaje principal es palpable, y es que la cinta muestra la historia de Carol (Catherine, magnifica), una mujer que siente una verdadera repulsión hacia los hombres. De hecho todo se vuelve más problemático por la relación de su hermana con un hombre casado, Michael (Ian Hendry).

            “Su presencia en la casa, las cosas del hombre en el baño y los sonidos sexuales durante las noches irán perturbando, poco a poco, la mente de Carol la cual, cuando la pareja se va de vacaciones, comprende que la soledad puede ser un elemento muy peligroso”.

 

 

(1) En realidad, la motivación principal del personaje que interpreta como actor el inmenso cineasta JOHN CASSAVETTES, en la ficción el esposo de Rosemary (Farrow), es que en su ambición por lograr una carrera ascendente en el mundo de la actuación parece establecer un pacto con el mal, el demonio. En verdad, si se conoce a Polanki, si se sabe siquiera un poco sobre Hollywood y sobre el sistema de estrellas millonarias y su máquina de picar carne humana, se entiende la alusión al clásico esquema industrial cinematográfico  californiano desde su nacimiento, a principios del siglo XX. Se puede ser un gran actor, o actriz, o director, pero si se quiere ser una estrella con dinero muy abultado siempre -hoy también, con o sin MeToo- deben hacerse una serie de concesiones y establecer unos compromisos que, si bien no garantizan un 100 por cien la consagración y menos la permanencia, son razones imprescindibles aunque no necesarias de “éxito”, ¨éxito” entendido “a la americana”, es decir, a la norteamericana. Por supuesto, hay casos intermedios y grados, en general con figuras que viven en Nueva York, trabajan para películas “chicas” o independientes (mucho menos dinero), se diversifican en otras actividades lucrativas (Redford, De Niro, Johnny Depp, Stallone. Pacino) o bien alternan uno y otro círculo en un equilibrio que no siempre se logra. (Amilcar Moretti)

 

 

Barrio Chino – Película de culto por Mario Giacomelli

Buen Cine con Mario Giacomelli

Publicado el 19 sept. 2016

El crítico Mario Giacomelli recomienda el clásico del director Roman Polanski “Barrio Chino” (Chinatown, 1974), con Jack Nicholson.

Categoría: Entretenimiento

 

 

El Bebé de Rose Mary 1968 Roman Polanski Trailer Subtitulado Español

Cienclub Cinexkrúpulos

Publicado el 16 mar. 2014

El Bebé de Rosemary (1968)

Director: Roman Polanski

Productora: Paramount Pictures

Los Woodhouse, un matrimonio neoyorquino, se mudan a un edificio situado frente a Central Park, sobre el cual, según un amigo, pesa una maldición. Una vez instalados, se hacen amigos de Minnie y Roman Castevet, unos vecinos que los colman de atenciones. Ante la perspectiva de un buen futuro, los Woodhouse deciden tener un hijo; pero, cuando Rosemary se queda embarazada, lo único que recuerda es haber hecho el amor con una extraña criatura que le ha dejado el cuerpo lleno de marcas. Con el paso del tiempo, Rosemary empieza a sospechar que su embarazo no es normal. (FILMAFFINITY)

Categoría: Cine y animación


5 Comments

  1. Carlos Diaz agosto 18, 2018 3:10 am  Responder

    Tal vez también se podría recordar “Perversa luna de hiel”, con Peter Coyote, Emmanuelle Seigner y Hugh Grant.
    Muy buena página. Gracias.

    • Amilcar Moretti agosto 19, 2018 1:24 am  Responder

      Sí, pensé en ella. Me resultó -extraña, ¿perversamente? (para el espectador) excitante. Por eso la deseché, más allá de que la selección no la hice yo. Me pareció que predominaba más el voyeurismo del espectador que el valor estético del voyeurismo hecho película, calidad estética. “Barrio Chino” tiene no solo un equilibrio y densidad superiores, sino que es, en todo sentido, una película Mayor, Superior, que excede al policial negro o noir. Yo solo consigné la nota e introduje pequeñas modificaciones -aclaradas- en el orden. “Barrio Chino” habla, hace medio siglo, de la corrupción del capital (en la construcción de Los Angeles), los negociados con la obra pública, los sobornos, la megacorrupción que hoy habita en las corporaciones nacionales. Habla de las paralelas y necesaria perversiones y psicopatías personales y familiares que ineludiblemente acompañan a la perversión esencial de acumular capital (¿hay acumulación no perversa de capital?). El padre (John Huston) tiene sexo con la hija (Faye Dunaway) y una hija-hermana-nieta entre ambos, escondida. Y se insinúa que desea sexo con la nieta. Y Huston sale indemne, no le sucede nada. Es el Patrón de la ciudad, de Los Angeles. Me recuerda muchas cosas y me lleva al presente cercano. En cambio, asesinan a Faye Dunaway. Y hay otros asesinatos para tapar la corrupción nodular de la acumulación de capital, y del control sobre los ancianos en geriátricos (supuesta ayuda social, como negocio) y -frente a esto- la cuasi normalidad (estigmatizada como tenebrosa) del Barrio Chino, donde la policía “hace lo menos posible”, dice Nicholson. Habla de policías killers que trabajan para el patrón de la ciudad o del capital. Habla de un policía, Gites (Nicholson) que se retira de la fuerza porque no puede denunciar la corrupción inmobiliaria-patronal-política-judicial-policial-municipal-urbanística del capital en los años 40, ya en esa década. Y de como ese policía se ve impotente y no puede hacer nada sino deprimirse y perder día a día sus sueños, y dejar en frustración (otra más) hasta un principio de amor: “Déjalo, Jack, entendelo, es el Barrio Chino”, le dice el amigo policía en la escena que cierra la película. Y uno se queda con una sensación de escepticismo demoledor. Y eso lo anuncia y registra Polanski, hace 50 años. Y nadie lo vio, pocos lo ven ahora. En el fondo es una película sobre una gran decepción, vista por alguien que conserva vitalidad para reflejar la anomalía psicopática del ciclo imparable de acumulación de capital a cualquier costo (Argentina 2018).
      Nunca se sabe cómo “te eligen” para “ejemplarizar”, pero siempre pensé que a Polanski le sucedió eso. No es azaroso ni casual que una pandilla de mujeres hippies desquicidas (tarea de la CIA con la droga prohibida) y un iluminado psicótico haya podido ingresar en un barrio residencial cerrado y vigilado, y despanzurrar a varios amigos y a su esposa Sharon Tate, embarazada, y con la sangre escribir en las paredes: “Pigs” (Cerdos). ¿Tarea de quién fue esto? ¿Cómo se ejemplariza “moralmente” cuando el capital quiere usar de cabeza de turco, en general un débil, a uno que solo hace lo que hacen todos, pero todos, todos los demás, desde la creación de Hollywood, a principios del siglo XX, tras una guerra a balazos y de mafias, muy sangrienta, por las patentes, que pasaron a manos del “inventor” Thomas Edison, que, como siempre, vio solo el negocio? Hay que estudiar el caso Tesla.

  2. Carlos Diaz agosto 18, 2018 9:05 pm  Responder

    Tal vez también se podría recordar “Perversa luna de hiel”, con Emmanuelle Seigner, Peter Coyote y Hugh Grant.

  3. Carlos Diaz agosto 20, 2018 10:10 pm  Responder

    Sí, entendí que vos no habías elegido, sino hecho algunas acotaciones. Y ahora este comentario, muy interesante e ilustrativo. Yo me atreví a recordar la otra, porque me pareció buena, otra buena obra de Polanski. Lo de “perversa” creo que está en el título que le pusieron aquí. Busqué en Google y dice “Bitter moon”, que debe ser algo así como “luna amarga” ¿no?
    Preguntás si puede haber acumulación no perversa de capital. Yo creo que no y Tito Cossa lo señala de otra manera: “Tanto decir ‘fortuna mal habida, fortuna mal habida’ Como si hubiese fortunas bien habidas…”
    Respecto a expresiones finales, también se puede recordar la de “Tres días del cóndor”, cuando Redford amenaza al tipo de la CIA de que ira a denunciar todo “a la prensa” (Si no recuerdo mal estan cerca de la entrada de The New York Time) y el otro, sonriendo, le dice algo asi: “¿Y esta seguro de que se lo van a publicar? ”
    Es curioso que vivan asi, que cometan esas fechorías y que las difundan en sus películas o libros o revistas. También, después de décadas, “desclasifican” documentos secretos para informar los crímenes que cometieron por el mundo años atrás. Y todos quedamos admirados ante esas “confesiones” de la “primera democracia del mundo” (como la calificamos estúpidamente en todos lados).. Pero siguen cometiendo los mismos crímenes y cincuenta años después vuelven a mostrar documentos y peliculas para contarlo… ¿No es maravilloso?

    • Amilcar Moretti agosto 21, 2018 12:34 am  Responder

      Sí, es maravilloso. Ahora leo que Trump no deja a siete ex jefes de la CIA tener acceso a los documentos clasificados, es decir, secretos. Esos jefes, y otros pocos, son los únicos que pueden consultarlos. Trump no los deja. Los ex jefes de la CIA dicen que eso “no es democrático” o es anticonstitucional. Hay una interna en la CIA y otros organismos, y de esos organismos con Trump. Pero, ¿qué es anticonstitucional? Además, abundan los “secretos de Estado” así como en lugares cercanos los decretos del Ejecutivo sin Congreso para acciones que afectan a todos los ciudadanos. Peculiares democracias. Igual, creo, el marco -formal- da cierta contención. Ciertas garantías, que a veces salvan vidas y se hacen centrales. Esa sutil y sangrienta diferencia (no menor, por cierto), entre Isabel Martínez y Las Tres A, por un lado, y el Proceso de Reorganización Nacional, según se autodenominó, por otro.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *